Noticias

03
Nov

Pleno del 27 de Octubre - Ordenanzas Fiscales 2016

Como todos ya saben en el pasado pleno el Grupo Municipal Socialista presentó una moción con propuestas para las Ordenanzas Fiscales de 2016. El motivo de presentar la propuesta en forma de moción se debía al calado de la iniciativa, a su importancia y relevancia, y a que este grupo municipal lleva años proponiendo en sucesivos debates económicos una bajada de impuestos, especialmente los que más repercusión tienen en los ciudadanos, como son el IBI y el IVTM. Creemos que es de justicia después de tantos años soportando el peso de la crisis e, incluso, algunas subidas de impuestos y tasas en ese mismo periodo.

También sabemos que La Orotava es uno de los municipios de Canarias con impuestos más altos y, por lo tanto, de mayor presión fiscal por habitante (tenemos el sexto IBI más caro de nuestra comunidad). Llevamos un buen número de años soportando una crisis de grandes proporciones en los que hemos mantenido e incluso incrementado los impuestos (en los ocho años de crisis el IBI se ha incrementado en torno a un 20% real) y también las tasas municipales, en 2008 (+2,5%), 2009 (+4%), 2012 (+3%), 2013 (+2,7%) y en 2014 (+2,5%). Eso sí, siempre justificado por el grupo de gobierno de CC por la difícil situación económica municipal y el déficit de los servicios. Difícil situación que CC ha provocado con sus continuadas políticas de excesivo gasto, en muchas ocasiones poco o nada justificado, un gasto que hemos denominado  “político”.

Pues bien, después de pasar por esos años difíciles, con ajustes y control del gasto incluido, y dada la coyuntura económica actual de nuestro Ayuntamiento una vez superado el pago a proveedores y con él, el Plan de Ajuste, deberíamos coincidir en que es el momento de poner en marcha políticas económicas más justas, socialmente hablando, y otras que sean incentivadoras de la actividad. Las primeras para que realmente sea un alivio para los ciudadanos que en su gran mayoría son los que han soportado y siguen soportando las mayores dificultades de la crisis, y las segundas para apostar decididamente por impulsar la actividad económica en nuestro municipio, y con ella el empleo. En estos dos sentidos van nuestras propuestas para las Ordenanzas del próximo año.

Los anteriores años se han ido matizando los impuestos y tasas con bonificaciones, exenciones y fraccionamientos que han beneficiado a los ciudadanos en general y a las familias con mayores dificultades económicas en particular. Desde el año 2007 el Grupo Socialista ha venido realizando propuestas en ese sentido. Ahora creemos que toca hacer cambios más en profundidad, de mayor calado, rebajando los dos impuestos que más afectan al conjunto de los ciudadanos, como son el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), lo que supondría un desahogo para una gran mayoría de personas, además de acercarnos a la media de los mayores municipios de nuestra isla, los más parecidos al nuestro, que en el caso del IBI ciframos en una tarifa media del 0,55% de contribución urbana.

Igualmente planteábamos una drástica reducción de la Licencia de Apertura de Establecimientos, como la mejor manera de incentivar la implantación de nuevas empresas, lo que podría suponer un revulsivo que atrajera nuevas inversiones e iniciativas a nuestro municipio, y eso parece que se va a conseguir con creces ante la propuesta de derogación de la tasa correspondiente.

Decíamos en la moción que un reciente estudio elaborado por alumnos de la Universidad Europea de Canarias (UEC) para la Agencia de Empleo y Desarrollo Económico Local, denominado “Análisis de la Actividad Emprendedora y Empresarial de La Orotava”, pone de manifiesto que entre 2009 y 2014 “se observa un claro declive en el número de empresas en el municipio, el cual ha ido disminuyendo gradualmente en dicho periodo con pequeños aumentos en los últimos trimestres de varios de estos años”. Se cifra una pérdida de 116 empresas en ese periodo de 6 años, lo que supone una disminución del 10,83% de empresas, evidentemente motivado por la crisis. Actualmente existen cerca de 1.500 empresas censadas en La Orotava, la mayoría del sector servicios y fundamentalmente el comercio.

Pues bien, iniciativas, como decimos, que hemos venido proponiendo en sucesivos debates económicos del anterior mandato y en nuestro programa electoral, presentado a las pasadas elecciones de mayo. En coherencia con estos reiterados planteamientos, el Grupo Municipal Socialista concreta las siguientes propuestas:

  1. Bajada del tipo impositivo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en un 11% real, efectivo, sobre la tarifa actual. Se trata de una reducción neta, y no una compensación ante la subida del valor catastral para que todo quede igual, como pasó en la reducción del 10% de hace un año. Con ello nos acercaríamos a la media de los municipios de Canarias (0,51% de tipo de gravamen), a la media de Tenerife (0,48%) o, como mínimo, a la media de los municipios de similares características al nuestro, que es del 0,55% que es lo que pretendemos. Confirmado el incremento del valor catastral en un 10% para 2016, la reducción del tipo de gravamen que proponemos para que tenga el mismo efecto real es del 18,5%, con lo que se conseguiría llegar a un tipo del 0,552%. El ahorro medio estimado puede rondar los 50 euros por recibo, para un valor catastral también medio, muy superior a las otras propuestas que hoy se presentan a este pleno.
    Proponemos también revisar las propiedades religiosas que no son de culto y, en su caso, incorporarlas a la tributación, así como continuar con la labor de inspección y búsqueda de nuevas unidades de tributación, que tan buen resultado está dando.
    Nos sumamos también a iniciativas que están apareciendo, como por ejemplo el PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, que proponen convertir el IBI en un impuesto más progresivo, más justo, ligándolo no solo al valor catastral sino también a la renta familiar o, incluso,  por tramos de valor, como el IRPF.
  2. Bajada del tipo impositivo del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) en un 11% real sobre las tarifas actuales, en función de las diferentes clases de vehículos. Actualmente tenemos tarifas en cada uno de los tramos en un 28% más caras que el Puerto de la Cruz y un 33% más caro que Los Realejos, por poner solo dos ejemplos de municipios similares al nuestro.
    También se propone que los vehículos clásicos de más de 30 años pasen de una bonificación del 25% al 50%, recuperando así una bonificación que hasta hace poco, en el año 2012 era total, es decir, del 100%.

Son propuestas realistas y realizables, y por supuesto que sabemos de su repercusión en los ingresos municipales, por lo que debe ser compensada con un ajuste en los gastos por igual importe que, como hemos repetido una y otra vez, en nuestra opinión, debe venir de un abaratamiento en el coste de algunos de los servicios municipales que tenemos privatizados. Y eso pasa por una negociación con esas empresas hasta la consecución del objetivo. No sabemos por qué CC se niega reiteradamente siquiera a intentarlo.

De manera resumida rebajar la recaudación del IBI en el 8,5% propuesto supondría una disminución de unos 550.000 euros, mientras que rebajar el IVTM en el 11% supone una disminución de 230.000 euros y unos 40.000 euros más si se aplica la bonificación que proponemos a los vehículos clásicos. En total la disminución de los ingresos llegaría a los 820.000 euros, aproximadamente.

Pues bien, en nuestra opinión, esta disminución se compensa, como hemos dicho, negociando una rebaja en los servicios privatizados como Abastecimiento de Agua, Alcantarillado, Recogida de Basuras, Limpieza Viaria y Parques y Jardines, que suman juntos unos 7.400.000 euros, y que aplicando el mismo porcentaje de reducción del 8,5% ya tendríamos unos 630.000 euros, más los casi 200.000 euros de recaudación extra prevista en el IBI, ya nos saldrían las cuentas. Pero es que además podríamos contar con un refuerzo económico, directa o indirectamente, en lo que nos corresponda del reparto del ITE, aún pendiente de definir. Por todo ello, repetimos, que son propuestas realistas y asumibles en el próximo presupuesto municipal.

Por lo demás, estamos de acuerdo con las propuestas presentadas por CC, en su mayoría salidas de casos reales que se presentan a la Comisión de Hacienda y que hemos tratado y acordado entre todos, en cuanto a las modificaciones en algunas ordenanzas como la Tasa por Expedición de Documentos (suprimiendo algunos apartados ineficientes), la Tasa de Cementerio (prorrateando el cobro por meses), la Tasa por recogida de Basuras (con el prorrateo por meses adecuando a la normativa de los guachinches y la modificación de los tramos de pequeñas superficies), la Tasa por suministro de agua (bonificaciones a las familias numerosas que además no superen el SMI y los contadores de entrada en los edificios), e igual en la Tasa de Alcantarillado.

Por supuesto, también coincidimos, como ya hemos tratado en diferentes Comisiones de Hacienda, en la desaparición de figuras tributarias ineficientes o ineficaces, es decir, sin prácticamente ninguna repercusión económica, como las que se proponen. Es el caso de la derogación de Ordenanzas como la Tasa por Licencia de Apertura, ya comentada, la Tasa por Licencia de Autotaxis, la Tasa por utilización de Instalaciones Deportivas, Culturales y de Ocio, o la Tasa por Apertura de  Zanjas.

En resumen, el Grupo Municipal Socialista apoyará todas estas modificaciones pero votará en contra de la propuesta de CC en el IBI, manteniendo nuestras propuestas de reducción efectiva para el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en un 8,5% y para el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) en un 11% que son, en definitiva, las que más afectan al conjunto de los ciudadanos y que conllevaría una reducción de la presión fiscal del municipio y con ello un respiro para nuestros vecinos, contribuyendo así a esa más supuesta que real superación de la crisis.