Presupuesto Municipal 2018

El PSOE de la Villa propone un Presupuesto enfocado al gasto social, el desarrollo económico y la inversión, con el empleo como objetivo

El Grupo Municipal Socialista hace una valoración del Presupuesto municipal para 2018 que presenta CC, que aumenta un millón de euros y se sitúa ya en casi 39 millones, una vez más, como el mismo de todos los años, con los pequeños cambios a los que se ve sometido para adaptarlo al momento. Sin embargo, este año, en el que el Ayuntamiento ha quedado saneado, es decir, sin deuda con los bancos y por lo tanto sin intereses, por el obligado efecto de la Ley de Estabilidad Presupuestaria del gobierno del PP, eso le está pasando a todos los ayuntamientos, CC no aprovecha ese ahorro cercano al millón de euros para pensar en las personas y pensar, no solo en el presente, sino también en el futuro.

La política que se traduce en el presupuesto de CC es cortoplacista, basado en el gasto corriente y lo estrictamente obligado, como el personal. Un excesivo gasto en los servicios municipales privatizados, que son todos y se llevan casi la mitad del presupuesto, en subvenciones y en fiestas. Así se resume su política. El 92% de las cuentas están comprometidas de antemano, y el 8% restante, casi 4 millones de euros lo utilizan para hacer su política de contentar a muchos, de auténtico clientelismo político. Pero sin ningún proyecto de futuro para la Villa. Hay que generar un ahorro en muchas de esas partidas para poder destinarlo a lo realmente importante.
Frente a esto, el PSOE lleva años proponiendo reorientar la política municipal, y el presupuesto, a las necesidades de la gente, que se resumen en tres grandes aspectos:

  • En gasto social, para atender más y mejor las urgencias de los que más lo necesitan. Subir ese gasto muy por encima del 11% actual, para no solo cubrir lo absolutamente necesario, sino llegar a más personas.
  • Al desarrollo económico el ayuntamiento continúa dedicando unos ridículos números. En áreas tan importantes como agricultura, comercio y turismo se dedican apenas 260.000 euros entre las tres, lo que supone el 0,68% del presupuesto. Sectores estratégicos y tradicionales del municipio que se quedan, como siempre, bajo mínimos, porque no hay nada importante previsto, no hay proyectos de futuro. Nadie puede pensar que esto es serio en unas cuentas de casi 40 millones.
  • Y las inversiones, a las que se dedican 4 millones para aumentar las obras de reformas y mejoras en centros escolares e instalaciones deportivas, así como obras en los viales, con una clara intención electoralista en un año previo a las elecciones municipales de 2019.

En el baúl de los recuerdos quedan asuntos importantes, y de los que todo el mundo habla, como la falta de aparcamientos, un plan para atender a los barrios priorizando y consensuando sus necesidades, poner en marcha las necesitadas viviendas de promoción social, o unas inversiones enfocadas al empleo.

El grupo municipal socialista presentó en marzo de este año una propuesta-proyecto que ayudaría a mejorar parte de estas necesidades. Se trata de aprovechar el conocido hueco de San Agustín para la realización de un edificio que contemple tres plantas de aparcamientos y otras tres en superficie para crear un gran mercado municipal, un auténtico vivero de empresas, y oficinas y dependencias de todo tipo, entre ellas municipales. Creemos que eso sí revitalizaría todo el casco del municipio, y crearía muchos puestos de trabajo. Y se puede proyectar y hacer, solo falta dedicarle recursos económicos y voluntad política. No puede ser que el principal problema de este verdadero proyecto de futuro sea que lo ha presentado el grupo socialista.

Desde el PSOE volvemos a abogar por un cambio en el modelo basado en cubrir lo obligado, sí, pero también en aspectos de verdadera relevancia para el futuro. Por eso hay que empezar a diseñar y presupuestar proyectos para poderlos llevar a la práctica cuanto antes en beneficio de todos.

Por último, solo insistir en que el presupuesto es un intento, una vez más, de contentar a muchos, pero sin ninguna visión de futuro, y eso debería preocuparnos a todos. Las políticas cortoplacistas te solucionan el hoy, pero te dejan sin mañana.